Anne Campbell, psicóloga de la Universidad de Durham, en Reino Unido, realizó una investigación con 1.743 hombres y mujeres que habían mantenido sexo ocasional  de una sola noche. Cuando se les preguntó si habían disfrutado, el 80% de los varones respondió afirmativamente, pero esta proporción descendía al 54% en el caso de las mujeres. Muchas  experimentaron sentimientos de culpa, pues se sentían utilizadas, mientras otras expresaban su deseo de que la relación fuese más allá de un solo encuentro.

Sex_in_progress_Do_not_disturb-569fd2db5f9b58eba4ad5c73

Paula England, psicóloga de la Universidad de Nueva York, hizo un seguimiento a la vida sexual de 24.000 estudiantes durante un periodo de 5 años; el sondeo arrojo que las mujeres solo alcanzan el orgasmo en un 40% de sus encuentros ocasionales, mientras que en los hombres esta proporción llega al doble: 80 %.  Pero aclaro que cuando lo hacen con sus parejas, ellas llegan al clímax un 75% de las veces.

Zhana Vrangalova, profesora de psicología y experta en sexualidad de la Universidad de Nueva York, también realizo otro estudio, con cuyos resultados asegura que el sexo sin ataduras podía ser una bueno para aumentar nuestra satisfacción, autoestima y reducir los niveles de estrés, ansiedad y depresión. Pero destaca que para ello es necesario tener  lo que ella llama “socio sexualidad”, una actitud que se determina por la motivación que uno tenga hacia este tipo de encuentros, sumado a experiencias anteriores.

Aquellos con una baja socio sexualidad estarán más inclinados a las relaciones estables. Vrangalova monitoreó un universo de 370 estudiantes durante nueve meses sobre sus sentimientos, ideas, nivel de deseo y comportamientos respecto al sexo, especialmente al sexo ocasional o esporádico. El 42% de aquellos que mantenía una actitud más abierta se definieron como socio sexuales y mostraban una mayor autoestima y menos tendencia a la depresión que los que evitan acostarse con alguien que no sea su pareja.

The Casual Sex Project es una web que creo Vrangalova para des estigmatizar al sexo de una sola noche. En este portal personas (de una manera anónima) relatan sus experiencias en este ámbito, las malas, las buenas, las divertidas y las que no.

Ana Yáñez, psicóloga, sexóloga y directora del Instituto Clínico Extremeño de Sexología –en Mérida (España), asegura que todos sabemos que el sexo con extraños implica inseguridad y que el uso de los preservativos es imprescindible. Y nunca debes fiarte de las apariencias y advierte: “la mayor parte de la gente utiliza el preservativo en la penetración pero todavía hay una gran número de personas que no se lo pone para el sexo oral y esto es indispensable, tanto en hombres como mujeres. Existen unos parches de silicona para el cunnilingus pero, si no se tienen a mano, se puede utilizar un preservativo cortándolo por la mitad”.

Yáñez termina aclarando con esta frase: “todo depende de la visión que tengamos de este tipo de relaciones. Generalmente, las personas que se sienten utilizadas a la mañana siguiente son aquellas con una moral más restringida o las que, en realidad, buscan una pareja estable y no acaban de encontrarla. En este tipo de relaciones siempre se habla de que hay que ser sincero con el otro/a y no darle falsas esperanzas, pero igual de importante es ser honesto con uno mismo y saber en todo momento que es algo pasajero sin, a priori, mayores…



Autor del articulo original es sexlecciones

Suscribete al Boletín

Suscribete al Boletín

Te estaremos enviando toda la información que vayamos publicando en nuestro Blog y Ofertas que te puedan interesar.


You have Successfully Subscribed!