Nunca sientas vergüenza de hablar de sexo con un hombre. Una mujer que sabe lo que le gusta y no siente miedo de expresarlo siempre será una buena seductora y amante. No te imaginas cuanto le complacerá que tú misma le hagas saber lo que piensas sobre el sexo y vuestros encuentros y lo que más disfrutas de cada encuentro íntimo.

anne-nenas18.com_01-433x650

Saber sostener una conversación sobre sexo es tan importante para la pareja como hablar de lo que está pasando en el mundo; eso sin tener en cuenta que es un tema y una necesidad universal, que nos interesa a todos. Si evitas tener un dialogo sobre sexo con tu pareja, desperdiciarás gran parte de tu poder de seducción y perderás la gran oportunidad de pedir y recibir sexo del bueno.

No solo se trata de que puedas mantener una conversación sobre sexo, sino que seas tú la que saque el tema. Abordar el tema con seguridad y con la misma naturalidad que hablarías de una película o una receta de cocina resultara totalmente atractivo para tu pareja o tu interlocutor, en algún otro caso, quien se imaginara mientras te escucha a una mujer ardiente, muy segura de sí misma y muy capaz de llevarlo al éxtasis.

Hay varias formas de hablar de sexo con un hombre: durante una conversación seria entre adultos, jugueteando mientras haces el amor con él o también recurriendo a la picardía del “doble sentido” Todas estas alternativas son válidas y todas serán de su agrado. Utilízalas todas o acude a la que realmente te haga sentir más segura.

Antes, durante y después del encuentro sexual, no te olvides de hablarle y susurrarle pequeñas frases o interjecciones como: “si…si”, “más rápido”, “mas….más”. Deben ser indicaciones concretas sobre lo que quieres que te haga; propuestas atrevidas y “picantes”. Frases susurradas sobre lo que le vas a hacer tu: algo de lenguaje “sucio” y excitante del más osado, que lo enardezca y lo vuelva loco de excitación y placer, como por ejemplo: “Soy tuya “o “Dámelo todo”.

No te olvides nunca que el buen sexo, el verdadero sexo, implica el éxtasis de los dos. Para enloquecer a un hombre en la cama, no solo tienes que hacerlo gozar a él, es igualmente necesario que el vea y sienta que tu disfrutas del sexo y que también puedes enloquecer de placer cuando es realmente bueno.

Archivado en: parejas, sexo, Sexualidad



Autor de este articulo es sexlecciones

Suscribete al Boletín

Suscribete al Boletín

Te estaremos enviando toda la información que vayamos publicando en nuestro Blog y Ofertas que te puedan interesar.


You have Successfully Subscribed!