Cualquier lugar es bueno para practicar el sexo oral, siempre y cuando el deseo se haga presente. En algunos casos se trata de aprovechar los sitios cotidianos de la casa para variar el espacio utilizado. No siempre tiene que ser el dormitorio, ni la cama. El cuarto de baño, la cocina, el sofá de la sala, el sillón de la terraza, la tumbona del balcón, la silla rotatoria del estudio, y hasta el banco de abdominales pueden incitar al sexo oral. Solo hay que proponerlo e intentarlo.

sxo_al_aire_libre_1

Cada sitio contiene su propio morbo si estamos dispuestos a jugar, partiendo de una cuantiosa dosis de imaginación. Aquí viene perfecto el popular dicho: “Aquí te pillo, aquí te mato “dentro de la casa. Y si la vivienda está muy a la vista, o en ella hay muy poca privacidad; cambiar a otro espacio o entorno privado totalmente distinto de lo usual. Como por ejemplo un hotel, que viene a ser un factor que seguro despertara nuevas sensaciones.

Si la creatividad toma “vuelo con suficiente altura”, se pueden encontrar otras variantes muy excitantes y menos privadas, que a muchas personas pueden estimularlas sexualmente. Un sitio al aire libre y publico seduce a muchos, porque, a pesar de que se busca un lugar escondido o abrigado de las miradas, nunca hay la completa seguridad de no ser descubiertos en acción, lo que le da una mayor dosis de morbo al juego.

La lista de lugares excitantes para recibir un fellatio o un cunnilingus es tan larga y extensa como la misma imaginación de la pareja. Unos prefieren que el aire y el sol se deslicen sobre la piel, pues ese contacto con lo natural les proporciona una sensación de libertad y liberación que los ayuda a abrirse sin inhibiciones y a tener una mejor predisposición para el disfrute. Y en este aspecto la naturaleza tiene una amplia variedad y diversidad. Siempre ofrece un espacio para los amantes: un bosque, una cueva, las orillas de un riachuelo, la cima de una colina o el pie de una montaña. Una carpa o tienda de campaña puede desatar una excitación extrema.

Hay mujeres que gozan sintiendo la hierba fresca de un prado bajo su espalda, mientras su hombre se afán con pasión entre sus piernas. Y hombres que satisfacen su sexualidad dominante, mientras una mujer de rodillas les da placer oral en la soledad de un monte, con un panorama erótico y sin igual a sus pies. Y así hay montones y decenas de situaciones en lugares por descubrir, que esperan, simplemente, la decisión oportuna de la pareja de hacerlo con creatividad.



Autor del articulo original es sexlecciones

Suscribete al Boletín

Suscribete al Boletín

Te estaremos enviando toda la información que vayamos publicando en nuestro Blog y Ofertas que te puedan interesar.


You have Successfully Subscribed!