El sexo está en la mente. Si sabes jugar con tu mente puedes hacer maravillas en el campo sexual y dar y recibir todo el placer que quieras. Tu mente te puede jugar malas pasadas, con actitudes represivas aprendidas en el transcurso de tu vida o por tu entorno y lo primero que tienes que tener en cuenta es que todo lo que puedas hacer en materia de sexo está bien, siempre y cuando sea consensuado y los dos lo hagan libremente. Lo segundo es que tienes todo el derecho a disfrutar de tu cuerpo y del cuerpo de tu compañer@, y que hacerlo con libertad, además de ser una experiencia muy satisfactoria, es también muy enriquecedora.

mujer-pensando

La mente es el arma perfecta para prepararte y tener la mejor disposición para el sexo. Si tu pareja sabe que lo deseas, sea porque lo haya notado o porque tú se lo digas con mucha picardía, te deseara con más intensidad. No hay nada que estimule más a los hombres que una mujer que disfruta el sexo con ellos. Debes estimular tu imaginación erótica y fantasear sobre el sexo para aumentar la energía sexual y tu poder de seducción. Cuanto más pienses en el sexo, más te apetecerá. La mayoría de las personas funcionan así: durante el día tienen variados pensamientos sexuales causados por una persona que se cruza en tu camino y tiene un cuerpo atrayente o un carisma muy especial.

Excitar tus pensamientos sensuales es muy fácil y puede ser divertido, basta con que captes el detalle sexual que tiene cada situación específica. Hay varias formas de hacerlo. Puedes evocar alguna fantasía sexual mientras andas por la calle y mira directamente a los ojos a los hombres que te atraigan que te vayas encontrando en el camino.

Otra forma entretenida y efectiva para estimular la mente es leer literatura erótica como Trópico de cáncer, las edades de Lulú o El amante, ver libros con ilustraciones eróticas como El Kamasutra ilustrado o ver películas como Orquídea salvaje o Nueve semanas y media. Piensa en situaciones o imágenes excitantes. Pon a volar tu imaginación mientras sientes tu propio cuerpo y te acaricias. Piensa que eres una persona irresistible y lo serás. Desea el sexo, fantaséalo de mil maneras, imagínatelo con intensidad y dale vueltas en tú cabeza y seguro que lograras tener el mejor.



Autor del articulo original es sexlecciones

Suscribete al Boletín

Suscribete al Boletín

Te estaremos enviando toda la información que vayamos publicando en nuestro Blog y Ofertas que te puedan interesar.


You have Successfully Subscribed!