Trucos para ligar en tiempos de confinamiento


El confinamiento dificulta ligar con el siempre eficaz «¿Estudias o trabajas?» entre pacharán y pacharán en plena discotequen. Tampoco se puede echar el lazo en un bar con la música baja, luces cálidas y cervezas de importación. Ni tan siquiera se puede dar un paseo por el parque, sentarse en un banco, simular un bostezo y enganchar el hombro ajeno a la espera de meter boquino. Si estas técnicas de cortejo te parecen caducas, enhorabuena: estás ready para triunfar en la era de las tecnologías.

Tinder y aplicaciones de contacto

Los usuarios habituales de Meetic, Tinder, Badoo, Grindr o Adoptauntio, entre muchas otras, ya saben más o menos cómo gestionar un ligoteo en estos ambientes. Si el aburrimiento o la sequía te han llevado a descargarte alguno de estos sistemas, toca adecuarse al confinamiento: prepárate para una carrera de fondo para conseguir tomar una cerveza o quedar con la persona en cuestión.

El primer paso es la paciencia. Cuidado con los ritmos. Está muy bien conectar con el match y hablar y hablar durante horas para que pasen las horas hasta que llegue el ansiado encuentro con todas las de la ley. Pero precaución porque hay mechas que arden demasiado rápido: existe el riesgo de que llegue el día en que no os queden temas de conversación, sobre todo si eres tú quien está tirando del diálogo, y llegue un terrible parón. Posdata: las preguntas siempre obligan al receptor del mensaje a responder. A menos que sea borde, claro.

Si la conexión es evidente y hay varios temas de conversación, desde cómo vais a follar como animales en cuanto os encontréis a la literatura rusa del siglo XIX, podéis estar más tranquilos. También se ha abierto la veda en Instagram, Twitter o TikTok. Toca luchar. Ojo que Tinder ahora permite cambiar la ubicación. Es el mejor momento para salir a la batalla internacional y buscarse las habichuelas allende los mares.

¡Por cierto! Es probable que alguna conversación se pierda por el camino. Puedes elegir entre dejarla morir o, si quieres mantenerla activa por si acaso, préstale la atención que merece. Si no, la competencia te devorará. Es el mercado, idiotas.

Hay mucho guarreo por conocer a través del móvil en el confinamiento.

Tentación y confinamiento

No nos vamos a engañar: nos gusta más el sexo que comer con las manos. Pero ahora no se puede, salvo casos ajenos a este texto. Querríamos daros consejos para conseguirlo, pero nos tomamos en serio lo de quédate en casa y no vamos a daros motivos para quebrar la norma. Lo que sí haremos será daros unos consejos para aliviar estas ganas con seguridad.

El sexting ya está inventado y se creó para situaciones como estas. Tanto en ligues nacidos de esta cuarentena como para relaciones previas, el intercambio de mensajes escritos, fotográficos o sonoros, tanto juntos como por separado, puede sofocar esa ansía sexual. Como lo de pasar fotos ya está muy visto, vamos a sugeriros mejorar vuestras capacidades verbales y a utilizar la lengua por escrito para que el día de mañana se pueda usar de verdad. El dominio del idioma abre tantas puertas como puertas.

Hablando de hablar, la reclusión forzosa da mucho juego para bromear. Puedes poner una foto de papel higiénico en tu perfil de Tinder o fingir cabreo si la otra persona rechaza tu invitación a tomar algo esta tarde. Un poco de humor vale mucho en tiempos difíciles. ¡Pero no abuses del humor negro si no sabes cómo es la otra persona!

Muchas veces hemos citado cómo cuidarse de que esas imágenes o vídeos íntimos puedan perjudicarte si la persona receptora es una completa imbécil. Procura que no se te vea la cara o señas identificativas obvias, eso siempre. Aparte, Instagram o Telegram permiten un autoborrado de las fotos si el usuario así lo quiere. Mejor prevenir, gente.

Posdata: ¡NO LO HAGAS!

El peligro acecha. El confinamiento te harta y acabas revisando chats antiguos, rememorando personas importantes en tu vida o relaciones pasadas. Si el Comando Tiburón dijo aquello de «pasado pisado» no fue para que le escribas a tu ex porque ha cundido la desesperación. ¡Jamás!

Todo esto acabará tarde o temprano y podrás disfrutar de mucho sexo con nuevas personas o con una sola, depende de ti. Pero Bad Bunny canta «Baby la vida es un ciclo, lo que no sirve yo no lo reciclo» no te da motivos para que una simple cuarentena te traiga a la memoria a quien no debe nombrarse.

Paciencia, vaya. Paciencia y responsabilidad ante el coronavirus. Un polvo no merece que te la juegues. Ya retozarás como un gorrino en un futuro cada vez más cercano. Hasta entonces, intenta mejorar en tus capacidades sexuales, lábrate nuevos objetivos y, ante todo, guárdate el golfeo para cuando todo cambie. Eso sí que será la guerra.



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Basic information on data protection
Responsible SexToyOrgasm +info...
Purpose +info...
Legitimation Consent of the concerned party. +info...
Recipients No data will be transferred to third parties, except legal obligation +info...
Rights Access, rectify and delete data, as well as some other rights. +info...
Additional information You can read additional and detailed information on data protection on our page privacy policy.